Solución a las averías comunes calderas.

Habitualmente las averías de las calderas suelen suscitarse en los meses invernales y esto no es una simple casualidad inoportuna, ya que es una relación causal originada por el incremento de las necesidades de calefacción para afrontar el frio propio del invierno lo que incrementa considerablemente el funcionamiento de la caldera haciendo que la misma sea propensa a averiarse.

Para evitar las fallas y demás inconvenientes de las calderas es necesario brindarles a estos aparatos el mantenimiento que garantice su correcto funcionamiento.

Muchos usuarios responsables le proporcionan a la caldera de su domicilio el mantenimiento respectivo previo a la llegada de los meses de invierno, sin embargo, es preciso tener en cuenta que durante el transcurso del año en ocasiones se presentan de forma inadvertida olas de frio que pueden propiciar la falla de las calderas, siendo las averías más comunes las que mencionaremos a continuación.

¿Qué sucede cuando la caldera produce zumbidos o ruidos silbantes?

Si bien muchas calderas hacen un sonido característico cuando se encienden, la presencia de otros sonidos extraños e inusuales que permanecen con el funcionamiento de la caldera debe hacer sospechar que la caldera posee una avería o problema de ignición retrasada, con la presión del aparato o de sobrecalentamiento.

La acumulación excesiva de cal dentro de la caldera ocasiona la evaporación de este elemento en el interior de aparato por sobrecalentamiento, lo que aumenta la presión e interfiere con el intercambiador que genera el ruido molesto. Las calderas cuentan con un sistema de seguridad que en esto casos se activara apagando la caldera para evitar accidentes por el sobrecalentamiento.

Los sonidos silbantes de la caldera pueden ser producido por una carencia de la presión necesaria para el funcionamiento de la caldera, sin embargo, también puede presentarse en el caso de que el quemador de la caldera se encuentre obstruido por la presencia de los desechos de la combustión, lo que ocasiona que al momento de encender realice un esfuerzo mayor produciendo el ruido.

Los problemas mencionados anteriormente pueden ser fácilmente solucionados con el servicio de mantenimiento y limpieza pertinente. Al realizar el mantenimiento es importante asear el quemador y la cámara de combustión. Por otro lado, también es necesario eliminar las acumulaciones de cal de la caldera. Si no cuentas con las habilidades y herramientas necesarias para realizar el mantenimiento de tu caldera es recomendable que contactes con un técnico profesional.

La pantalla muestra una advertencia de falla

Afortunadamente las calderas modernas cuentan con un sistema que alerta a los usuarios la presencia de fallas a través de códigos proyectados en la pantalla de la caldera o indicadores.

Cuando la caldera de tu hogar te enuncie una falla en su pantalla deberás contactar con una empresa de profesionales para la resolución del mismos, no obstante, antes de tomar el teléfono para llamar a tu profesional de confianza, debes verificar el indicador referente al combustible de la caldera, puesto que en ocasiones las averías que se muestran en la pantalla pueden ser ocasionados por la falta de combustible, las cuales solucionamos fácilmente al abrir la válvula de suministro de gas.

La caldera no responde a los botones de control

Los controles de las calderas son aquellos elementos que permiten graduar la temperatura, programar el encendido de la caldera entre otras funciones. Cuando nuestra caldera no responde a las órdenes que intentamos establecer con los controles resultara imperioso contactar con un profesional experto en el sistema electrónico de las calderas, el cual puede solventar fácilmente este inconveniente reemplazando la pieza electrónica de los controles estropeada.

Los radiadores no alcanzan la temperatura deseada

Es realmente frecuente que cuando encendemos en el inverno la caldera luego de que esta se haya encontrado durante muchos meses apagada, el aparato encienda, pero no se calientan los radiadores. Lo más común es que el segmento superior del radiador este frio y solo se calienta la parte inferior del mismo, lo cual es un signo inequívoco de la presencia de aire en el mismo. Solucionar esta falla es sencillo ya que no se trata de una falla de la caldera sino de un problema del radiador, para ello tendremos que efectuar la limpieza y purgado del radiador o los radiadores del hogar.

Valora este articulo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin votos todavia)
Cargando…