¿Cuánto cuestan las inspecciones de gas?

Si hay algún tema relacionado con los servicios de gas que genere confusión entre los usuarios, es el relativo a las inspecciones. Pocos tienen claro con qué frecuencia deben realizarse y quién es el responsable de hacerlas.

De acuerdo a la legislación, cada 5 años debe hacerse una inspección de la instalación de gas natural. La empresa distribuidora de gas es la responsable de comunicar a los propietarios del inmueble la fecha en que les corresponde pasar esta revisión, debiendo avisarlo con al menos 3 meses de antelación.

El servicio puede ser contratado directamente con la distribuidora, o con alguna compañía de servicios de instalación de gas, debidamente certificada. Esto puede afectar de manera considerable los precios, sobre todo en algunas comunidades, donde las diferencias son muy marcadas.

Efectivamente, mientras que en Cantabria y La Rioja una inspección de gas realizada por la empresa distribuidora tiene un precio promedio de 47 euros, en comunidades como Navarra y Aragón ese mismo servicio supera los 67 euros.

Conviene detenerse en los factores que componen este precio. Por una parte, hay un coste fijo, que es igual en todas las comunidades y corresponde a los gastos de gestión. Para este año, este monto ha sido establecido en 15,49 euros. Es un rubro que cobra la empresa distribuidora, aunque no sea la encargada de hacer el trabajo de revisión. El segundo componente es el coste de la inspección propiamente dicha, y es el que varía de acuerdo al proveedor seleccionado.

Cada comunidad autónoma regula el coste de la inspección realizada por las empresas distribuidoras, que puede estimarse en un promedio de 35 euros. Otro tanto sucede con las instalaciones comunitarias, donde debe sumarse a estos valores el coste de revisión de la instalación receptora. Aunque hay variaciones en los precios, podemos establecerlos en un promedio de 9 euros, con ciertos ajustes en función del número de inmuebles conectados.

Así, el valor total de las inspecciones, tanto particulares como comunitarias, asciende a un monto medio de 65 euros. Sin embargo, en aquellas comunidades en las que el precio de la las inspección es más alto, es posible conseguir tarifas más atractivas con las compañías encargadas de la instalación y mantenimiento del gas.

Para visualizar mejor el espectro tan amplio del que estamos hablando, citemos dos ejemplos. En el caso de Cantabria y la Rioja, la inspección con la distribuidora tendría un precio total de 47 euros, cifra que difícilmente pueda ser mejorada por una empresa independiente. Por el contrario, en zonas como Navarra, Aragón y Galicia, donde la tarifa fijada para las inspecciones realizadas por las empresas distribuidoras de gas ascienden a más de 40 euros, totalizando un importe de más de 70 euros por revisión, sería aconsejable negociar con una empresa debidamente certificada un presupuesto más ajustado.

Sea cual sea la empresa contratada para realizar la inspección, recuerda que este servicio será incluido en tu próximo recibo de gas. Es decir, nunca debes pagar directamente a la persona que va a hacer la inspección.  El prestador del servicio deberá enviar su factura a la empresa distribuidora, la cual, a su vez, la remitirá a la comercializadora, para que pueda contabilizarlo en tu factura de consumo.