¿Qué sucede con las calderas que se apagan y encienden continuamente?

Si notáis que vuestra caldera se apaga y se enciende continuamente, eso puede resultar ser un problema, ya que éstas consumen mayores cantidades de gas, debido a que las necesidades de consumo de las calderas suceden durante el período de calefacción.

A su vez, existen varios factores que afectan el número de ciclos de encendido y apagado de una caldera, como el sistema de regulación y modulación de la potencia de la caldera o el hecho de tener incorporado un termostato ambiente.

¿Cómo podéis calcular el rendimiento de las calderas que se apagan y encienden continuamente?

Es necesario saber que estas calderas que se apagan y encienden continuamente suelen tener menor rendimiento. Para calcularlo, debéis dividir su potencia útil en Kilowatts (kW), entre la potencia calórica que se obtiene al momento de la combustión.

Luego de tener el resultado, que es el cociente de la división, debéis multiplicarlo por 100; de esta manera, obtendréis el porcentaje de rendimiento, el cual será mejor y se obtendrá mayor energía consumida mientras más elevado sea.

Por ejemplo, una caldera cuyas características y la regulación de la potencia obtenga un 95% de rendimiento de la energía consumida, obtendrá mayor energía que una caldera con menor rendimiento.

Las calderas que se apagan y se encienden continuamente, las cuales son modelos antiguos de tipo natural, poseen un rendimiento entre el 55% y el 65%, el cual se considera un rendimiento de energía bajo, en comparación a otras calderas, como las de circuito estanco y Bajo NOx, las cuales pueden obtener un rendimiento de energía entre 85% y 95%.

En este orden, las calderas más eficientes son las de condensación, las cuales pueden obtener un rendimiento mayor al 100%, debido a que aprovechan el calor obtenido por los gases de combustión y el cálculo se hace en base al Poder Calorífico Inferior (P.C.I) del combustible.

La razón por la que vuestra caldera se apaga y enciende continuamente

Al momento de la instalación del sistema de regulación incorporado en vuestra caldera y dependiendo del tipo de control de temperatura ambiental instalado en el sistema de calefacción, vuestra caldera desarrollará una potencia.

Las calderas tendrán menor rendimiento cuando no hay un control de la potencia, al igual que sólo consumirán gas.

La razón por la cual vuestra caldera se apaga y enciende continuamente es debido a que regulan su potencia a través de un sistema conocido como Todo/Nada.

Este sistema Todo/Nada consiste en apagar el calentador de la caldera cuando se alcanza una temperatura asignada, también conocida como temperatura confort, o cuando dicha temperatura desciende. Luego, el sistema vuelve a encender la caldera, pero en un momento de excesiva potencia, ya que la vivienda ya tendrá calefacción, con radiadores calientes y sólo necesitará una pequeña cantidad de potencia para mantenerse en la temperatura adecuada.

El beneficio de las calderas modulantes

Este hecho de aportar una pequeña cantidad de potencia es logrado únicamente por las calderas modulantes, las cuales tendrían incorporadas un termostato ambiente modulante.

Cuando esto no sucede y la caldera se encuentra operando a través del sistema Todo/Nada, suelen suceder estos ciclos cortos de encendido y apagado, ya que entrega mayor potencia a la necesaria para la instalación en períodos cortos de tiempo, normalmente segundos o minutos. Debido a esto, la caldera alcanza una temperatura adecuada, sólo para apagarse de nuevo. Este ciclo sucede en repetidas ocasiones, lo cual produce un mayor consumo, pero menor rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *