Como reemplazar un calentador de gas natural por un modelo de gas butano

En los últimos años se ha vuelto muy habitual que las personas que las personas que poseen calentadores de agua que funcionan mediante la combustión del gas natural realicen el reemplazo o cambio de este aparato por modelos que operan mediante la combustión del butano, puesto que este ultimo combustible resulta más rentable económicamente por lo que dicha decisión supone un ahorro de dinero importante a largo plazo.

Para ejemplificar la rentabilidad del gas butano, tenemos que tener en cuenta el contexto de una vivienda o chalet vacacional, en el cual resulta más rentable poseer una bombona de gas butano la cual utilizaremos y reemplazaremos durante la estadía en el inmueble vacacional en comparación a pagar durante todos los meses del año la tarifa de la mensualidad de la factura del gas natural.

De igual forma, se debe tener en cuenta la cantidad de personas que utilizan el combustible en la vivienda, ya que para un solo individuo la bombona de gas butano puede durar mucho más de un mes, siendo de esta forma más económico que la mensualidad del gas de ciudad.

Es posible realizar el cambio de un calentador de gas a un calentador de gas butano, o de forma inversa, no obstante, se debe tener en cuenta cuando los calentadores so adaptados a gas natural o de ciudad este no podrá ser utilizado con una bombona de gas butano.

Existen diferencias importantes entre el gas butano y el gas de ciudad, ya que gas butano al ser utilizado como combustible supone una presión de 30gr/cm², a diferencia del gas natural que posee una presión de 10gr/cm², de esta forma, al poseer una mayor presión el gas butano significa que si emplearemos este combustible en un sistema adaptado para gas natural generaría un gran peligro para nuestra vivienda.

Cuando queremos adaptar nuestro calentador de gas ciudad para que el mismo funcione con gas butano debemos tener en cuenta que se deberá reemplazar el chicle de la llama de encendido y los inyectores que se dirigen a los quemadores, puesto que se debe disminuir el diámetro de dichos elementos para reducir así el flujo de salida del gas butano.

¿Puedo realizar este cambio por mis propios medios?

La gran duda que surge ante la idea de adaptar el calentador para que este opere con butano es referente a quien debe encargarse de dicho procedimiento. El cambio de inyectores es una tarea que sin lugar a dudas puede ser realizada por cualquier individuo sin la ayuda de un profesional siempre que este posea conocimientos básicos de bricolaje y sea capaz de seguir las instrucciones que se especifican para el cambio de estos elementos.

No obstante, es importante recordar que los calentadores son aparatos o electrodomésticos que pueden ser potencialmente peligrosos dado a la función que cumplen dichos elementos y al proceso de combustión que realizan los mismos, por lo tanto, el procedimiento de adaptación del calentador para que sea compatible con el gas butano posee un nivel considerable de riesgo.

Si no se ajustan adecuadamente las piezas que se reemplazaran y modificaran se presentaran fugas de gas butano altamente peligrosas que podrán en riesgo la vida de los habitantes de la vivienda, por ello, la mejor recomendación que podemos realizare es dejar dicho trabajo a los profesionales.

Pasos para adaptar un calentador de gas ciudad a gas butano

Lo primero que debemos hacer es dirigirnos a una tienda especializada en este ámbito para adquirir los nuevos inyectores que instalaremos en nuestro calentador. Afortunadamente dichos inyectores cuentan con un kit de instalación con herramientas y los materiales que necesitamos para este procedimiento, por lo cual te recomendamos que adquieras los inyectores indicados para la marca y el modelo de tu calentador.

Una vez cuentes con los inyectores apropiados y específicos para tu calentador de agua deberás llevar a cabo los siguientes pasos:

  1. El primer paso a realizar es cerrar la fuente de gas del calentador a través de la válvula o llave indicada para ello, luego abriremos el grifo del agua caliente para permitir que se consuma todo el gas residual que quedaba en el calentador y las tuberías, de esta forma el calentador quedara completamente desprovisto del combustible. De igual forma se recomienda realizar este procedimiento en un espacio o habitación ampliamente ventilada para reducir el riesgo de las fugas de gas.
  2. Seguidamente buscaremos el lugar del calentador en donde se encuentran los inyectores y antes de desmontarlos realizamos un contaje de los mismos para comprobar que el kit que hemos adquirido trae la misma cantidad de inyectores que reemplazaremos.
  3. El próximo paso será desinstalar el cuerpo en donde se encuentran montados los quemadores. Cada modelo y marca de calentador posee su propio método e instrucciones para desmontar este cuerpo, por lo que se recomienda seguir las instrucciones del fabricante.
  4. Luego de haber desinstalado los quemadores tenemos que proceder a desmontar los inyectores con la ayuda de una llave hexagonal desenroscando los mismos con mucha delicadeza ya que si empleamos demasiada fuerza o si utilizamos las herramientas menos apropiadas para este procedimiento podemos cometer un daño importante en el calentador.
  5. Se recomienda realizar una limpieza profunda de los quemadores antes de instalar los nuevos inyectores, para ellos emplearemos una brocha o un compresor de aire con el objetivo de que los nuevos inyectores no sea obstruidos por los restos de hollín residuales que queden en los quemadores.
  6. Al instalar los nuevos inyectores debemos tener en cuenta que primero enroscaremos los mismos de forma manual y la llave hexagonal solo la utilizaremos para realizar los ajustes finales ya que como mencionamos anteriormente esta es una pieza delicada.
  7. Luego de tener instalado todos los inyectores tendremos que volver a colocar el quemador en la posición de la cual fue desmontado inicialmente ajustando los tornillos y demás medios de sujeción.
  8. Concluiremos este procedimiento asegurándonos de que cada una de las piezas se encuentran perfectamente reinstaladas y solo nos restara conectar la bomba de gas butano al calentador para comprobar que nuestra adaptación ha sido plenamente satisfactoria y no existen fugas ni problemas.

Valora este articulo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin votos todavia)
Cargando…