Cómo limpiar el calentador de gas para que funcione como uno nuevo

Para los problemas que presentan los electrodomésticos de nuestro hogar no siempre resulta necesario gastar dinero en el servicio de un técnico profesional para que se ocupe de resolver dichos inconvenientes, ya que es posible ahorrarse dichos gastos llevando a cabo los mantenimientos o reparaciones que necesitan nuestros aparatos domésticos por nuestros propios medios.

En esta ocasión te enseñaremos como puedes realizar un mantenimiento completo y una limpieza profunda del calentador de gas de tu hogar para que el mismo funcione de forma óptima como la primera vez que lo encendiste.

Uno de los signos o señales que nos indican que nuestro calentador de gas necesita un mantenimiento son los problemas con el encendedor, el cual puede dejar de funcionar o producir una llama inestable que se apague constantemente. Este tipo de problema suele deberse a la suciedad que puede acumularse en torno al encendedor y los quemadores por la falta de mantenimiento del calentador.

El servicio técnico brindado por profesionales puede suponerte un gasto importante de dinero si le otorgas esta responsabilidad a una empresa, por ello, si deseas ahorrarte este dinero en el presente artículo detallaremos como se realiza el mantenimiento de los calentadores de gas.

Desarmar el calentador

Iniciaremos con el desmontaje de este aparato y para ello retiramos la perilla central desenroscando la misma y posteriormente podremos desmontar la cubierta del calentador deslizando la misma hacia arriba o hacia abajo dependiendo del modelo de calentador.

Luego de haber retirado la cubierta tendremos accesos al interior del calentador procederemos a quitar el encendedor del mismo para realizar la limpieza completa del mismo.

El encendedor se encuentra sujetado por una pinza metálica por lo que tendremos que liberar dicho elemento de la pinza. Luego de esto solo restara con quitar el cable del encendedor desenroscando el mismo para tener completamente libre el encendedor que limpiaremos o sustituiremos dependiendo del grado de deterioro del mismo.

Limpiar el chiclé

Otro de los elementos que tenemos que desmontar es el chiclé, el cual encontraremos si seguimos la tubería metálica que se dirige al piloto del quemador. Al final de este tubo encontraremos el llamado chiclé el cual es un objeto que parece un tornillo convencional con una pequeña abertura en su parte central.

Para poder llegar al chiclé tendremos que retirar el tubo metálico en cuestión desajustando las pinzas y los medios de sujeción que soportan esta tubería. Luego de esto solo bastara con utilizar una llave tubo para desenroscar esta pieza y podremos comprobar que la misma posee un diminuto orificio en el centro del mismo.

El orificio del chiclé debemos limpiarlo, sin embargo, no es recomendable utilizar una aguja ni cualquier otro tipo de elemento metálico fino ya que al ingresarlo en el chiclé podemos ensanchar el orificio y provocaremos fallas en su funcionamiento. Limpiaremos y purgaremos este elemento con agua a presión, es decir, colocando algunos minutos debajo del grifo de agua del lavabo.

Ya que hemos desmontado el tubo de gas del quemador aprovecharemos para realizar el aseo de este elemento utilizando el agua a presión del grifo. Posteriormente es importante que tanto el tubo como el chiclé estén desprovistos de agua y humedad antes de volver a instalarlos en el calentador, para ello te recomendamos colocarlos cerca de una fuente de calor o bajo el sol. Es importante que evites secar estas partes y cualquier otra pieza del calentador con toallas o papel, ya que dichos elementos pueden dejar fibras que pueden perturbar el funcionamiento del calentador.

Mantenimiento del Quemador Piloto

Para culminar con la limpieza del calentador de gas tendremos que asear el quemador piloto, para lo cual tendremos que quitar la rejilla que protege esta pieza fundamental del calentador.

Quitaremos todas las cubiertas que protegen el quemador con la ayuda de los destornilladores. Al acceder al compartimiento donde se encuentra este elemento evidenciaremos que el mismo es el que se encuentra en el medio del encendedor y el termopar.

Para desmontar el quemador emplearemos un destornillador que nos permita desenroscar el anclaje que mantiene firmemente ajustado esta pieza.

Cuando hayamos liberado el quemador utilizaremos limpiaremos el mismo utilizando la técnica anteriormente mencionada, es decir, aprovecharemos la presión de agua del grifo para que dicha fuerza elimine toda la suciedad del quemador y posteriormente dejaremos que una fuente de calor o la luz solar se ocupe de secar perfectamente antes de volver a instalarla.

Con los pasos que hemos descrito anteriormente podrás limpiar perfectamente tu calentador de gas y te sugerimos que realices este mantenimiento de forma periódica para evitar que se presenten fallas en tu calentador de gas.

Valora este articulo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin votos todavia)
Cargando…