¿Cómo aumentar caudal, presión o caudal de agua en la caldera?

El correcto funcionamiento de las instalaciones que se encarga de proporcionarnos el agua sanitaria en nuestra vivienda depende de diversos factores tales como el caudal, presión entre otras variables, teniendo en cuenta que un problema con dichos factores, por ejemplo, con la presión de agua, puede afectar significativamente nuestras tareas domésticas.

Cuando disminuye la presión de agua pueden suscitarse diversos inconvenientes como lo son el bajo caudal de agua en las llaves o grifos, la interrupción del flujo de agua caliente, entre otros problemas. Las fallas que ocasionan alteraciones en la presión de agua son muy habituales, por ello en los siguientes párrafos expondremos cuales son este tipo de averías y como se solucionan.

Falta de presión en el agua de la ducha

El grifo de la ducha es uno de los que con mayor frecuencia padece las alteraciones de la presión de agua, lo cual notaremos cuando de este grifo emane una cantidad reducida de agua que afectara tu tarea de aseo personal. Las formas de remediar o solucionar este problema son las siguientes:

  • Realizar la limpieza del grifo:

Si bien el principal problema que ocasiona una reducción del flujo de agua del grifo de la ducha son los inconvenientes con la presión, en ocasiones este tipo de falla no depende de la presión si no de la permeabilidad del grifo, ya que si este se encuentra sucio no permitirá la salida del agua.

Para solucionar este problema solo tendremos que desmontar el grifo de la ducha. Finalmente, solo tendrás que asear adecuadamente el grifo o la ducha con el uso de lejía, vinagre y agua para eliminar todas las acumulaciones de cal que obstruye el mismo.

Si el inconveniente del caudal de agua se resolvió, esto significa que no estábamos ante un problema de presión, no obstante, si aún permanece la baja presión te recomendamos que tenga en cuenta las siguientes opciones que te mencionaremos para aumentarla.

  • Otras formas de incrementar el nivel de presión de agua de la ducha:

Si luego de efectuar el aseo y la limpieza de la ducha y el grifo de la misma aún tenemos un nivel reducido de presión de agua, puedes optar por las siguientes alternativas para obtener un aumento significativo de la presión.

Una de las opciones que ofrece el mercado para mejorar la presión de agua de la ducha es la instalación de mezcladores o nebulizadores de agua los cuales incorporan cierta cantidad de aire en la tubería para incrementar de forma exponencial la presión y además brindan un considerable ahorro en el consumo doméstico del agua.

Muchas de las duchas modernas que se venden en el mercado ya poseen integradas un nebulizador de agua, por lo que no podremos instalar otro de estos dispositivos.

Si el mezclador de aire y agua no es una opción viable, podemos optar por las bombas de presión. Este aparato optimiza de forma inteligente el rango de presión de agua, brindando la posibilidad de abrir incluso dos o más duchas de forma simultanea sin que en ninguna exista variaciones del caudal o de la presión.

Fallas en los grifos por la presión de agua

Para los inconvenientes o fallas con la presión de agua en otros de los múltiples grifos de agua del hogar, la falla puede deberse a variados problemas que fácilmente pueden ser resueltos como mencionaremos a continuación:

  • Reemplaza el difusor:

El difusor que complementa los grifos suele ser el lugar en el cual se acumula cantidades importantes de cal, por lo que es una de las zonas más deterioradas de la mayoría de grifos. Al deteriorarse los difusores estos pueden obstaculizar el caudal de agua y por ende la salida de la misma.

Los difusores son partes del grifo sumamente económicas, por lo que, si bien puedes desenroscarlos, limpiarlos e instalarlos nuevamente, lo más recomendable es que adquieras nuevos difusores para el grifo.

  • Inspección la válvula de presión:

El elemento central que controla la presión de agua de las instalaciones sanitarias del hogar es la llamada VPR o válvula de presión, con la cual podemos graduar bajando o subiendo el nivel de presión de agua que sale por los grifos.

La VPR posee un diseño de campara por lo que resultara fácil localizar la misma y para llevar a cabo un incremento de la presión giraremos la válvula hacia la derecha. Si percibimos que la válvula no reduce o aumenta la presión al girarla, esto supone un defecto en la misma por lo que tendremos que reemplazar la VPR.

  • Busca fugas de agua:

Si luego de haber realizado todos los consejos y recomendaciones anteriormente mencionada aún no se incrementa la presión de agua, es muy probable que poseas una fuga de agua en tus tuberías o instalaciones, y si no podemos precisar a simple vista la fuga de agua debemos recurrir a los servicios de una empresa de fontanería especializada para encontrar la fuga oculta.

  • Revisa las tuberías de tu hogar:

Los inconvenientes intrínsecos de las tuberías suelen ser uno de los grandes causantes de las fallas en la presión de agua, ya que el atasco de las mismas por lodo, impurezas o acumulaciones de cal pueden mermar el nivel de presión de salida del agua. En este caso te recomendamos que contratares un servicio de mantenimiento, limpieza, desinfección y descalcificación de las instalaciones y tuberías de tu hogar como los que ofrecen las empresas de fontanería.

Valora este articulo

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin votos todavia)
Cargando…