Blog

Comparativa termostatos inteligentes

Hoy el blog de Instalador de gas Madrid le trae una comparativa termostatos inteligentes, los que han sido los mejores termostatos inteligentes a lo largo del año, realizando un análisis extenso y detallado para ayudarle en la compra de alguno de los siguientes productos. En el ámbito de los electrodomésticos y dispositivos para el hogar actualmente se está priorizando el concepto de eficiencia energética y del hogar inteligente, ya que estos dos conceptos son parte fundamental del ahorro de energía y el uso consciente de la energía eléctrica en el hogar.

En tu hogar ya puedes comenzar a implementar las medidas necesarias para hacer uso racional e inteligente de la energía eléctrica ya que en el mercado están disponibles una gran cantidad de alternativas inteligentes para tu hogar, sin embargo, en esta ocasión vamos a enfocarnos en los llamados termostatos inteligentes digitales, los cuales son capaces de garantizar la mejor eficacia energética del sistema de calefacción de nuestra vivienda.

¿Qué es un termostato?

En esencia, un termostato es un artefacto que se encarga de incrementar o reducir la temperatura de un ambiente determinado ya sea de forma digital o a través de una rueda que al girarla aumenta el calor o disminuye el mismo.

Para llevar a cabo esta tarea el termostato regula el uso de energía eléctrica para la producción de calor, por lo que este se instala conectado al sistema de calefacción del hogar para poder regular el mismo.

El termostato moderno, es decir, los modelos digitales cuentan con un panel o pantalla en la que se muestra cierta información de relevancia como la temperatura de la habitación o del hogar e igualmente permite hacer un control más específico y detallado de la temperatura ya que permite que el usuario pueda selección el grado de temperatura idóneo para su hogar a través de una serie de botones.

Para poder elegir la temperatura ideal para nuestra vivienda es necesario que conozcamos una serie de conceptos importantes relacionados con la calefacción doméstica. Tales conceptos están relacionados con la temperatura de nuestra vivienda y es importante tenerlos en cuenta ya que esto determinara la eficiencia energética que se logre en el hogar:

  • Temperatura de inercia: Esta es la temperatura basal de la vivienda, es decir aquella que se mantienen en el interior de la vivienda producto del asilamiento que posee la infraestructura, de la ubicación geográfica de la misma, y los objetos y muebles que se encuentran en su interior.
  • Temperatura de confort: esta es la denominada sensación térmica y es la temperatura que logramos producir o generar en el interior de nuestra vivienda con el sistema de calefacción.
  • Temperatura Intermedia: Entre los grados de temperatura que diferencia la de inercia y la de confort esta la temperatura intermedia. Es importante este valor ya que es la temperatura que debemos evaluar para poder tener una eficiencia energética en nuestra vivienda, dado a que se estima que dicha diferencia debería ser de solo cinco grados, por lo que, si queremos tener una sensación térmica de veinticinco grados, lo ideal sería que la temperatura de inercia de nuestra vivienda sea de veinte grados.

¿Para que necesito un termostato?

Los termostatos inteligentes no solo otro dispositivo domestico que le brindara a un hogar un aspecto futurista e innovador, ya que este artefacto además de modernizar tu hogar también cuenta con relevantes beneficios medioambientales y económicos, ya que reduce el consumo de energía eléctrica y además disminuye la factura del servicio de electricidad.

El sistema de calefacción es sin lugar a duda la instalación domestica que mayor consumo energético genera, sobre todo durante los meses de invierno en los que la calefacción domestica puede llegar a suponer la mitad o más del cincuenta por ciento del consumo de energía en el hogar.

Si deseamos ahorrar energía en nuestra vivienda es necesario controlar, administrar y regular apropiadamente la energía que utiliza el sistema de calefacción y para esta tarea el mejor aliado es el termostato inteligente digital, el cual es un dispositivo esencialmente diseñado para fomentar la eficiencia energética en el hogar.

Comparativa de termostatos inteligentes en Madrid

Se han desarrollado una gran cantidad de termostatos, por lo que en la actualidad podemos encontrar una gran variedad de modelos. Esencialmente podemos dividir los mismos en los termostatos analógicos, programables y los modernos termostatos inteligentes.

Los cronotermostatos, también llamados termostatos programables son un modelo que permite que usuario elija las horas del día en el cual necesita encendido o desactivado el sistema de calefacción. Estos termostatos son muy útiles, ya que incluso si nos ausentaremos del hogar por una semana o unos días podemos programar el mismo para que la calefacción no funcione durante dichos días.

Los termostatos programables se han vuelto muy populares y en la actualidad se encuentran instalados en una gran cantidad de hogares ya que permiten un mejor control de la temperatura en el hogar y además favorecen al ahorro de energía eléctrica.

Si bien muchos piensan que los termostatos programables son la última novedad de este tipo de dispositivos, actualmente existe un modelo que ha superado a los cronotermostatos, los llamados termostatos inteligentes, los cuales cuentan con una novedosa tecnología que les permite cuantificar el gasto energético a través de una serie de algoritmos que toman en cuenta la temperatura interna del hogar para poder garantizar una sensación térmica cómoda utilizando el mínimo consumo posible.

El termostato inteligente brinda al igual que el cronotermostato la opción de realizar programaciones de temperatura para elegir los grados deseados a ciertas horas del día o ciertos días de la semana, ahora bien, los termostatos digitales inteligentes se diferencian porque ofrecen otras características tales como:

  • Tecnología inalámbrica: A diferencia de otros tipos de termostatos, los modelos inteligentes pueden ser movilizados de una habitación a otra ya que cuentan con tecnología inalámbrica.
  • Conexión WiFi: Estos dispositivos están diseñados para que tengan la capacidad de ser programados a través de nuestros Smartphone mediante una aplicación.
  • Diseño: Cuentan con un ergonómico e innovador diseño dependiendo del modelo o el fabricante del termostato inteligente.
  • Precio: A diferencia de los termostatos analógicos o programables, los modelos digitales e inteligentes son más costosos, sin embargo, el precio de los mismos es retribuido por la capacidad que posee estos de garantizar la mejor eficiencia energética posible en el hogar.

El mejor: termostato Nest Learning

Hay muchos modelos de termostatos inteligentes en el mercado, por lo que conviene saber cuál de todas las opciones es la mejor. Para nosotros, el mejor termostato digital e inteligente que está disponible en el mercado es el termostato Nest Learning.

El nombre comercial de este modelo de termostato inteligente hace referencia a la capacidad que posee el mismo de aprender cual es la temperatura favorita del usuario y como lograr la misma a partir de una serie de ajustes automáticos que lleva a cabo el dispositivo en base a la hora del día, la temperatura externa entre otros factores.

El termostato Nest Learning se enlaza e interactúa con el móvil del usuario, por lo que sabe cuándo el usuario se encuentra en el hogar o se ausenta del mismo, de esta forma puede encender y apagar de forma automática el sistema de calefacción para no incurrir en gastos de energía innecesario.

Otra de las novedades de este termostato es su capacidad de brindarle información al usuario en la comodidad de su móvil, ya que cuando se presente algún tipo de inconveniente con el sistema de calefacción el termostato Nest Learning le enviara una notificación de alerta al usuario para que tenga en cuenta dicha inconveniente.

A través de la aplicación que del termostato Nest Learning que se instala en el móvil podemos conocer cuál es el consumo de energía eléctrica generado por el sistema de calefacción del hogar, y de igual forma nos permitirá ajustar el mismo a nuestro presupuesto para disminuir la factura del servicio de la luz.

Si bien este termostato inteligente ha sido diseñado para que sea compatible con los diferentes sistemas de calefacción, tanto de gas, pellets, gasoil, eléctricos y otros, es importante mencionar que antes de adquirir el mismo resulta recomendable asegurarnos que nuestro sistema de calefacción es compatible con este dispositivo.

Quizás el principal problema de este novedoso y excelente producto es su instalación, ya que los expertos han destacado que el montaje de este termostato inteligente requiere de una serie de conocimientos esenciales sobre los sistemas de calefacción, por lo que si no eres experto en el tema es muy probable que tengas problemas para la instalación del termostato Nest Learning, por lo que te recomendamos que si haz adquirido este producto lo ideal es que contrates los servicios de un profesional para su instalación.

Pero este, a pesar de ser el mejor del mercado, no es ni mucho menos el único modelo de termostato inteligente que existe en el mercado actual. A continuación os presentamos una lista de termostatos inteligentes en Madrid que también supondrían un adelanto tecnológico para sus viviendas.

Termostato Inteligente Honeywell Lyric T6

El termostato inteligente Honeywell Lyric T6 es una muy buena alternativa para el Nest Learning ya que cuenta con características similares como la capacidad de aprender los hábitos del usuario para efectuar automáticamente ajustes que permitan utilizar perfectamente el sistema de calefacción. Este termostato inteligente Honeywell Lyric T6 se conecta con el móvil del usuario para que pueda realizar un control a distancia del sistema de calefacción de su hogar, incluso es compatible con sistemas operativos domésticos como el Apple Home Kit. Su diseño es de alta calidad y cuenta con una pantalla táctil para poder realizar ajustes de forma rápida y sencilla.

Termostato Inteligente Netatmo

Este es termostato inteligente Netmano de mejor apariencia estética del mercado, ya que en cualquier lugar que sea instalado en el hogar brindara un efecto decorativo e innovador muy apreciable. El termostato inteligente Netatmo le ofrece una gran cantidad de opciones inteligentes al usuario tales como la capacidad de establecer un cronograma de ahorro energético. Cuanta con una cualidad llamada Auto-Adapt que registra la temperatura inerte del hogar y la temperatura externa para poder establecer el grado de funcionamiento ideal del sistema de calefacción. De igual forma ofrece otra opción atractiva como el Auto-Alert que se encarga de avisarle oportunamente al usuario en su móvil la aparición de problemas con la caldera.

Termostato Inteligente Tado V3

El termostato inteligente Tado V3 es uno de los termostatos inteligentes con diseño más sencillo, incluso la pantalla cuenta con sistema de retroiliuminado por lo que no se recomienda para las personas que tengan problemas de vita durante la noche. El termostato inteligente Tado V3 analiza las condiciones meteorológicas externas de la vivienda, por lo que si detecta que no se necesita el funcionamiento del sistema de calefacción dado a la temperatura externa este se encargara de desactivar el mismo para ahorrar energía. Una de las curiosidades de este modelo es que cuenta con un asistente que se encarga de mantenernos informados sobre las averías o fallas de la calera, el consumo diario o mensual de energía entre otros datos relevantes.

Termostato Inteligente Quimi

Finalmente te recomendamos como alternativa al mejor modelo de termostato inteligente Qiumi, el cual tiene una buena capacidad intuitiva para poder regular fácilmente el funcionamiento del sistema de calefacción del usuario. Su diseño es elegante y sublime por lo que pasa desapercibido en las paredes o en el lugar donde sea instalado. Al igual que otro de los termostatos anteriormente mencionado, este dispositivo es compatible con Alexa y Google Home y cuenta con muchas de las características básicas de los termostatos inteligentes.

El retorno al gas butano

Muchos hogares españoles están viviendo en estos momentos un retorno a su pasado, están volviendo a antiguas costumbres en lo que respecta a los medios empleados para la calefacción de la vivienda ya que las circunstancias económicas actuales han propiciado la reaparición en los hogares de las tradicionales bombonas de gas butano.

La gran mayoría de las familias que han decidido retornar a la utilización del gas butano han visto propiciada dichas decisiones por dos situaciones en particular: por el corte del suministro de gas natural dado a la imposibilidad de saldar las deudas y mensualidades impuestas por las compañías de suministro o como medida para intentar ahorrar dinero mensualmente con el pago de la calefacción, ya que indudablemente el gas butano es más económico.

El gremio de instaladores de gas quienes  reprochan esta medida que han adoptado muchas familias declaran que esta decisión es contraproducente no solo desde el punto de vista de la practicidad ya que el gas natural facilita muchas tareas del hogar y carece de los inconvenientes que posee el uso de bombonas de gas butano, sino que además la decisión de apostar por el gas butano engloba una serie de riesgos y peligros puesto que la mayoría de las empresas que comercializan dicho combustible no se encuentran regulados por estrictos controles de seguridad y calidad.

Una de los factores que ha permitido que muchas familias realicen este cambio es el modelo de calentadores que se encuentra instalado en el mayor porcentaje de viviendas a nivel nacional, el cual es un tipo de electrodoméstico que permite con uno simples ajustes como el reemplazo de los cliclés de calentador poder convertir este aparato para que el mismo sea capaz de funcionar con gas butano.

Las familias españolas que poseen gastos mensuales extraordinarios e ineludibles, por ejemplo, aquellas familias que poseen integrantes con discapacidades o enfermedades crónicas, son las más afectadas por las altas tarifas del servicio de gas natural, por lo que muchas han tenido que recurrir a medidas alternativas como el uso de radiadores eléctricos, el empleo de estufas de butano e incluso recursos clandestinos e ilegales como pinchar la fuente de energía eléctrica de la calle.

La Asociación de Ciencias Ambientales del país ha publicado recientemente los resultados de un estudio llevado a cabo en el cual se evaluó la capacidad económica de los hogares en España para subsidiar los gastos relacionados con los servicios energéticos, en donde se comprobó que cerca del nueve por ciento de las viviendas en España son incapaces de pagar las facturas mensuales de la electricidad y el gas natural, los cuales son fuentes energéticas imprescindibles para mantener en óptimas condiciones climáticas el interior del hogar durante los crudos meses invernales.

Con la cifra anteriormente descrita se puede estimar que 9 de cada 100 familias españolas transita por la llamada “Pobreza Energética” es decir, la incapacidad económica de poder pagar los servicios energéticos básicos teniendo que elegir entre saldar mensualmente los mismos o destinar sus ganancias mensuales a otras rentas igualmente importantes.

Sin lugar a duda el retorno del gas butano en España esta totalmente relacionado con el escaso poder económico de gran parte de la población para saldar el presupuesto energético mensual que debe cumplir una vivienda, lo cual no solo conlleva a una reducción de la cantidad de personas que pueden mantenerse confortable durante las temporadas de bajas temperaturas en el país sino que además ha generado un incremento de la cantidad de accidentes domésticos, específicamente de los incendios en el hogar los cuales en su mayoría se deben al uso de bombonas de gas butano o de la electricidad como fuente de calor.

Se enciende un piloto en mi caldera, ¿qué está pasando?

Para responder a esta pregunta, lo primero será cerciorarse bien del modelo de caldera y de la marca a la que pertenece, ya que ello determinará lo que realmente está pasando. Que el piloto se encienda puede deberse a distintas cosas, de ahí que sea tan importante conocer bien la caldera y buscar información en función del tipo que sea. Recurrir a las instrucciones, a los datos del fabricante y a los matices del aparato será sin duda fundamental.

Por ejemplo, si tomamos como ejemplo las calderas Manaut, podemos saber algunas causas y consecuencias sobre que el piloto se active. Y es que, en estas calderas, el piloto rojo cuando se enciende nos señala que el aparato ha quedado bloqueado; en este caso, no habrá que ponerse nerviosos ni caer en la preocupación, ya que bastará con presionar el botón de reposición, que se situará justo al lado de la luz que se ha encendido.

El piloto de bloqueo puede encenderse en otra situación desagradable, que sería cuando la caldera y los quemadores se ponen en funcionamiento pero pasados unos diez segundos se acaban parando. Lo mejor aquí sería ponerse en manos de profesionales, de expertos, de técnicos, de operarios expertos en la materia; habría que tener muy claro que en la conexión a la red que alimenta con electricidad debe velarse por que la correspondencia de la Fase (L) se produzca con el hilo marrón, mientras que el Neutro (N) se correspondería con el hilo azul.

Cuando veamos que el piloto no esté activo y parpadeando, tal vez la caldera se encuentre desenchufada o se aboque a un problema técnico que nada tengo que ver con el propio aparato; en este caso sería positivo que el piloto siguiera encendido. Puede estar pasando que la caldera no esté recibiendo la alimentación eléctrica que debería estar tomando.

No obstante, si el piloto rojo de bloqueo de la caldera se enciende, habrá que afrontar una serie de faenas: comprobar el estado en el que se encuentra la salida de humos, revisar el termostato de ambiente o estar pendientes de todas las posibles causas de que el sistema de seguridad se haya activado (presencia de una temperatura excesiva, falta de control de tiro, falta de agua, avería en el sensor de la temperatura, etc.). Como decíamos líneas más arriba, la mejor solución siempre la ofrecerá un profesional serio y cualificado; sin embargo, revisar la caldera y tener los conocimientos pertinentes para no alarmarse y operar con solvencia son cosas que no están de más.

Por tanto, habría que tener claro que ese piloto que se ha encendido podría suponer que el sistema de la caldera se ha bloqueado. Partiendo de esta premisa, y tomando ahora como referencia las calderas Viessmann, la luz roja puede significar que se estén produciendo problemas de sondas, ante lo que habría que quitarle tensión a la caldera durante algo menos de diez minutos; puede darse el caso incluso de que el bloqueo se haya producido sin ningún motivo descifrable. Acudir a una ferretería a por una sonda sería tal vez una solución provisional.

Si nos centramos ahora en las calderas Ferroli, el hecho de que se les encienda la luz roja quiere decir que no arrancarán de manera automática; y cuando arranquen de manera manual, funcionarán pero se detendrán pasados unos segundos. En esta situación, sería recomendable llevar a cabo la revisión de la fotocélula, ver si en realidad está sucia; no hay que olvidar que la fotocélula se trata de un accesorio situado en uno de los cables que se adentran en el huevo de la línea de pulverización. Y es que puede estar ocurriendo que la fotocélula esté sucia y que la luz no esté llegando al sensor.

Sin embargo, como hemos ido comentando al principio de esta entrada, lo primero que hay que tener claro es que, si no sabemos la marca y el modelo exacto de la caldera, será muy difícil saber qué está pasando en el aparato cuando se encienda el piloto. También podría tratarse de un problema de baja presión, de un conducto obstruido o de falta de agua en el mecanismo (en este último caso habría que ir metiendo un poco más de agua por medio de un pequeño grifo que se abre maniobrando por debajo del aparato).

Serán los expertos en el campo de las calderas los que darán con la tecla de lo que ocurre cuando el piloto está encendido; ellos serán quienes también pondrán a disposición del cliente las recetas precisas y las soluciones más eficaces. Avisar a los profesionales de mantenimiento si se cuenta con un seguro también será algo bien avenido. Y es que no podemos olvidarnos de que las calderas operan con algo tan delicado y peligroso como el gas o el gasoil, de ahí que todas las precauciones que se tomen sean pocas.

Los pasos para reemplazar la llave de paso

La sustitución de la llave de paso es sin lugar a duda uno de los procedimientos del oficio de la fontanería más sencillos de realizar, por lo que incluso muchas personas sin ser fontaneros profesionales pueden realizar esta tarea rápidamente mediante los siguientes pasos que desarrollaremos a continuación.

Antes de iniciar con este procedimiento debemos reunir una serie de herramientas como cinta de teflón, una llave inglesa, la nueva llave de paso que instalaremos que se adquiere en cualquier tienda especializada en este tipo de materiales, destornilladores y una toalla.

Compra la nueva llave de paso:

Las llaves de paso son vitales para todas las instalaciones de fontanería independientemente de la magnitud de la infraestructura, ya que dichos elementos encargan permitir el paso flujo del agua hacia una dirección en particular o cerrar el mismo dependiendo de las necesidades del usuario. El nuevo ejemplar que reemplazara la llave de paso averiada de nuestra vivienda la podemos conseguir en una tienda que comercialice artículos de fontanería y es importante adquirir un modelo que cuente con características semejantes a la llave que cambiaremos.

Desmonta la llave de paso averiada:

Utilizando los destornilladores procederemos a retirar el ejemplar dañado que reemplazaremos, para ello debemos ubicar el tornillo que mantiene la llave firmemente instalada el cual suele localizarse debajo del punto azul o rojo que poseen estos elementos. Una vez localizado el tornillo deberemos desatornillar el mismo tendrás que quitar la palanca con la llave inglesa y quitar el embellecedor desenroscando el mismo.

Una vez se hallan retirado las piezas mencionadas anteriormente el próximo paso consiste en quitar la llave de paso mediante la llave inglesa siguiendo la dirección contraria al giro de las agujas de un reloj. Hay que tener en cuenta que al retirar la llave de paso obsoleta o averiada se drene una cantidad residual que se encuentra en las tuberías, por lo que conviene tener una toalla cerca para evitar que dicho liquido se derrame por toda la habitación.

Realiza una limpieza antes de colocar la nueva llave:

Previo a enroscar la nueva llave de paso que hemos adquirido, es recomendable limpiar el codo en donde se realizara la instalación de la misma para eliminar la suciedad, restos de cal, entre otro tipo de elementos contaminantes que pueden alterar la funcionalidad apropiada de la nueva llave.

Añade la respectiva cinta de teflón:

Un paso muy importante antes de efectuar la instalación del nuevo modelo de llave de paso que hemos adquirido es colocar en la rosca del elemento comprado la cantidad suficiente de cinta de teflón, ya que este material crea un sello impermeable muy útil y efectivo cuando se enrosca ajustadamente la nueva llave de paso inhibiendo de esta forma las fugas o pérdidas de agua.

Luego de haber colocado el teflón en la llave procederemos a enroscar la misma colocando seguidamente el tornillo de fijación y los embellecedores respectivos de la llave de paso para concluir de esta forma con el cambio de la llave de paso.

Los motivos de por qué no se enciende el calentador de gas

En éste artículo te ayudaré a saber los motivos por el cuál no te enciende tu calentador de gas; para ellos debes tener en cuenta los tipos de calentador de gas que encontrarás en el mercado. Presta atención porque es de vital importancia; en esta oportunidad te hablaré de dos calentadores que usan gas.

Existe un calentador instantáneo de gas que el proceso consiste en un calentamiento desde el inicio al abrir el grifo. Es un calentador que en su accionar utiliza una llama piloto con una seguridad incorporada, donde ocurre un intercambio de calor rodeado de un serpentín que traspone el agua. Es un proceso sencillo y útil, que al atravesar el serpentín se calienta el agua y sale por el grifo, asimismo el gas se conduce por el quemador por medio del sistema de seguridad. Para evitar el sobrecalentamiento la válvula de seguridad abre la cantidad de agua necesaria, lo que garantiza la seguridad del calentador.

También se debe acotar que tiene un dispositivo de seguridad para la llama piloto, que funciona al apagar el calentador corta la llegada de gas, evitando cualquier fuga de gas con la ayuda del termopar. Muchos son los modelos de calentadores instantáneos de gas y su adaptación a la cantidad de agua y al lugar donde funcionará ya sea en el baño o la cocina, para impedir que la temperatura exceda a los 70 grado centígrados. Asegura la calefacción de la vivienda con una temperatura adecuada.

Mantenimiento que se le debe hacer a un calentador instantáneo de gas

Es un mantenimiento muy fácil y básico; donde se puede limpiar con agua y jabón en el interior una vez por año. Pero debe realizar la limpieza con precauciones, se debe quitar la caja protectora del calentador, debes ver cómo sacarle los clips, todo va depender del modelo. Se aconseja que un profesional realice anualmente un mantenimiento para quitar de la superficie el sarro en el mechero; pero el mantenimiento debe realizarse desde el quemador hasta las laminillas.

Cuidado con la descalcificación en el calentador instantáneo de gas

Los ácidos son demasiado corrosivos y en mercado existen muchas marcas, debe leer las instrucciones en el momento de usarlo, para no dañar el calentador. También debes cuidar tus ojos y la piel con las salpicaduras de los ácidos, se recomienda utilizar guantes de goma o de plástico. De antemano te sugerimos que debes cortar el agua y el gas antes de inicia el mantenimiento; y luego quita la caja metálica protectora, sacándoles los clips y tratar de que no se pierdan, posteriormente desliza el serpentín que aún puede tener agua y ubícalo de modo que la entrada y salida de agua queden a lo alto, para luego el conducto se llene con la solución y dejarlo por 5 minutos y enjuagar con agua. Se repite el procedimiento con solución ácida.

Al finalizar el mantenimiento verifica que las juntas herméticas y trata de no forzar los clips. Dile adiós al sarro después de cada mantenimiento abre y cierra muy rápido e grifo para desprenderse del agua caliente que pueda contener productos químicos.

Averías comunes que pueda sufrir mi calentador instantáneo de gas

Los calentadores de gas suelen presentar averías comunes y debes meterle mano si tienes las herramientas adecuadas y si en verdad tienes conocimientos necesarios para corregir los problemas según la causa que lo afectó; aunque lo más recomendable es llamar a un técnico cualificado y con experiencia. Veremos algunos posibles problemas; uno de los más comunes es que el agua no se calienta, puede ocurrir porque el conducto está sucio, la válvula magnética este dañada o el termopar está defectuoso. Otra avería que se puede presentar es que la llama del piloto no es azul sino roja, seguro es porque existe mucha suciedad.

Asimismo, cuando el agua no calienta como es, las posibles causas pueden ser por cantidad de sarro o por la regulación de la temperatura. La precaución es muy importante para darle solución a las averías ya se trabaja con un producto inflamable, contiene gas; es necesario llamar a un técnico profesional, para proteger a todos en casa.

Si vas a cambiar de caldera, mira qué te puede pasar

A la hora de afrontar un cambio de caldera hay que tener en cuenta muchos factores, de manera que nada inesperado nos sorprenda para mal. Y es que pueden pasar muchas cosas en el paso de una a otra caldera. Lo primero será tener muy claro que el aparato anterior ya no debe estar ni un minuto instalado; lo siguiente será saber qué caldera vamos a elegir para el reemplazo, ante lo cual habrá que comparar precios, características y modelos. Lo idóneo es asegurarse de que se cambia para mejor, de que con la sustitución de caldera se están garantizando unos mejores resultados.

Hay que conocer de una manera adecuada la naturaleza de la instalación que se va a cambiar. Realizar averiguaciones acerca de la clase de aislamiento que tiene la vivienda es muy importante. Ojo, porque puede ser que compres la mejor caldera del mercado y no te ofrezca unas buenas prestaciones; si una casa está mal aislada, de nada servirá un sistema de calefacción de la máxima calidad, pues la casa no terminará de calentarse como es debido.

Por tanto, si no nos aseguramos antes del aislamiento del lugar en el que se va a llevar a cabo el cambio de caldera, podemos encontrarnos con noticias desagradables a la larga, como, por ejemplo, que haya serios problemas para ahorrar energía y que se despilfarre de manera incontrolada, o que el clima nunca termine de ser lo cálido que queríamos.

Otro de los aspectos que habrá que tener muy en cuenta a la hora de afrontar este cambio será calcular correctamente el consumo energético. Hay que saber con exactitud el consumo medio de energía en lo que a la calefacción y al agua caliente sanitaria se refiere; sólo así podremos obtener información sobre el ahorro potencial de energía y evaluaremos la potencia óptima de la caldera nueva que se va a instalar. Hay que tener cuidado y no adquirir una caldera a la ligera, porque si, por ejemplo, colocamos una de gran potencia, esto podría significar una inútil fluctuación de la factura.

En esta misma línea de actuar con carácter previsor y cabal antes de lanzarse a la ligera a la piscina, lo mejor será pedir un estudio térmico o una auditoría energética a profesionales cualificados para emitir veredictos fiables. Así podremos recibir el asesoramiento más interesante, de manera que podamos decantarnos por el modelo de caldera que será más rentable y menos costoso a largo plazo; no hay que olvidar que esto supondrá un gasto añadido que puede llegar a costar más de quinientos euros, pero a la larga esta inversión nos habrá parecido barata.

Del mismo modo, completar una evaluación exhaustiva de las necesidades y del confort térmico que se desea es vital. Y es que no es lo mismo colocar una caldera nueva en la vivienda donde se pasa cada día que en una segunda residencia. Habrá que tener muy en cuenta las estaciones, los intervalos y los periodos de ocupación de los inquilinos. Al mismo tiempo, habrá que prever los proyectos y las posibles reformas que se van a afrontar en los meses y años siguientes a la instalación de la caldera. Sería estúpido invertir el mismo dinero en una casa de veraneo o de visitas extraordinarias que en la casa donde se hace vida rutinaria.

Ver lo que puede pasarnos o las dificultades que pueden aparecer cuando tengamos pensado cambiar de caldera es esencial para evitar fallos y lamentaciones a posteriori. Es en esta tesitura donde se antoja básico llevar a cabo distintas comparaciones de modelos. Por ejemplo, si una vivienda es pequeña y no goza de grandes espacios, quizá lo mejor sea decantarse por una caldera mural.

Reemplazar una caldera sin haber previsto la aparición de posibles problemas es una inconsciencia. Y es que pueden originarse contratiempos con la condensación, con la salida de humos, con el desagüe o con las conexiones hidráulicas de ahí que haya que contar con asesoramiento de expertos que no nos hagan caer en errores de principiantes. Tampoco podemos olvidarnos del tiempo de sustitución, pues a veces se está mucho tiempo sin caldera a la espera de instalar la nueva, con los engorros que ello conlleva.

El presupuesto también será una de las variables a tener muy en cuenta. Si la caldera antigua está presentando problemas irreversibles o está empezando a hacer la vida de los inquilinos más incómoda, afrontar la compra de una nueva caldera será ideal. Las calderas de alta gama y de última generación son propensas a la optimización del consumo de energía, al ahorro y a la comodidad a la hora de regular la temperatura; además, poseen mecanismos de auto regulación y de programación, lo que agiliza muchos las tareas. Por ello, si se cuenta con un presupuesto importante, es posible afrontar compras de más calidad que si el presupuesto es más exiguo.

Cual es el mejor termo electrico

Los termos eléctricos son dispositivos capaces de proporcionarnos de manera eficiente agua caliente para el uso sanitario o para ser empleada en cualquier otra tarea domestica sin realizar combustión de gas o combustible dado a que el calor producido es totalmente generado a partir de la energía eléctrica.

Son muchas las razones por las cuales se prefiere actualmente el uso de termos eléctricos en el hogar como alternativa a los calentadores de gas, dado a que estos electrodomésticos ofrecen agua caliente de forma más rápida e instantánea, su instalación es mucho más sencilla y son altamente seguros y confiables. Los aspectos desfavorables de los termos eléctricos son sin lugar a dudas su alto consumo energético reflejado en las facturas mensuales del servicio de energía eléctrica y la poca capacidad para cumplir altas demandas de agua caliente.

¿Qué debo tener en cuenta para elegir el mejor el termo eléctrico?

Si bien los termos eléctricos son ideales para el uso doméstico, es importante que antes de instalar uno de estos dispositivos en el hogar se seleccione apropiadamente cuál de los modelos existentes en el mercado se adquirirá, puesto que cada fabricante de termos eléctricos ha agregado a sus modelos diferentes características que es necesario terne en cuenta para saber cuál termo eléctrico comprar, por ello en el siguiente articulo te ayudaremos a elegir el mejor termo eléctrico para tu hogar.

Capacidad del termo eléctrico

La diferencia más notoria que podemos ver de los diferentes termos eléctricos del mercado es su tamaño y esto está directamente relacionado con la capacidad del tanque de agua del mismo. Normalmente una persona utiliza alrededor de unos veinticinco litros de agua al día, por lo que resulta sencillo calcular a partir de la cantidad de personas que residen en la vivienda cuantos litros de capacidad debe tener el termo eléctrico que adquiriremos.

El tipo de resistencia eléctrica

Esta pieza del termo eléctrico es la que se encarga de generar el calor suficiente para llevar el agua a la alta temperatura deseada. Las resistencias pueden estar envainadas o blindadas y se debe conocer las diferencias entre estos dos modelos para saber cual resulta más conveniente.

Las resistencias envainadas cuentan con un recubrimiento especial que permite proteger este elemento de la cal contenida en el agua que se está calentado, sin embargo, la vaina que recubre la resistencia intercede con la transmisión del calor de la resistencia al agua, por lo que estos termos tardan más tiempo en calentar el agua.

Por su parte, las resistencias blindadas si bien no poseen una protección contra la cal por lo que las aguas duras pueden estropearlas con facilidad, poseen la cualidad de ser muy rápidas en lo que respecta al calentamiento de agua ya que están en contacto directo con el agua.

En el caso de las resistencias, te recomendamos que escojas los termos que posean las llamadas resistencias envainadas con ánodo de magnesio, ya que cuentan con una protección eficaz que mantiene la resistencia protegida durante un periodo de dos años aproximadamente, y luego de dicho tiempo se puede sustituir el ánodo manteniendo la resistencia original del termo.

La eficiencia energética del termo

Dado al alto consumo de energía eléctrica, la mayoría de los termos eléctricos se encuentran dentro de la categoría C o B en lo que respecta a la clasificación de eficiencia energética, sin embargo, existen algunos pocos térmicos que son englobados dentro de la categoría A. Ahora bien, es importante tener en cuenta que la capacidad del termo es inversamente proporcional a su clasificación energética, es decir, a mayor capacidad menor eficiencia energética.

Modalidad de instalación del termo eléctrico

Como mencionamos anteriormente, una de las mejore cualidades de los termos eléctricos es la simpleza de su instalación, ya que solo requiere conectarlo a una fuente de energía eléctrica y su respectiva conexión con la instalación de agua.

En cuanto a este aspecto, es importante tener en cuenta si el termo eléctrico será instalado de forma vertical u horizontal dependiendo del espacio que dispongamos en la habitación donde será montado. Existen modelos horizontales y verticales de termos eléctricos, e incluso existen modelos reversibles que le otorgan la posibilidad al usuario de instarlo en la disposición que prefiera. Dependiendo de todas las características anteriormente mencionada podremos adquirir el mejor termo eléctrico para nuestro hogar ajustados a nuestras necesidades y preferencias.

Gas o Caldera eléctrica, qué necesitas según tu casa

En función de las características que el hogar tenga, traerá más cuenta instalar una caldera eléctrica o una de gas, Por eso será fundamental conocer muy bien el tamaño y el tipo de la vivienda en la que se habite, así como el potencial uso que se le va a dar a la energía. El lugar en el que vaya a llevarse a cabo la instalación también será determinante.

De lo que a buen seguro no hay ninguna duda es que todos los usuarios quieren pagar el mínimo posible por disfrutar de un servicio de calidad a la hora de recibir calefacción. Sin embargo, muchas personas tiene un alto nivel de desconocimiento respecto a lo que pagan por cada kilovatio – hora de luz en la calefacción del hogar. Por ello habrá que estudiar muy bien los matices de la vivienda, para tratar de ahorrar. No es lo mismo una vivienda en la que viva una familia que todo un bloque, ni una casa de construcción reciente que un bloque muy antiguo.

Cada vivienda se adaptará mejor o peor a los distintos tipos de calefacción. Por ejemplo, la caldera de gas de condensación será la opción más recomendada si se cuenta con suministro de gas natural en la zona; ofrece un rendimiento calórico ideal, emite poco dióxido de carbono y cuenta con una gran eficiencia. Puede darse el caso de que, al adquirir una vivienda, el comprador se encuentre ya con una caldera de gas de condensación instalada, por lo que sólo hará falta llevar a cabo una reposición del aparato.

El termostato centralizado y las llaves termostáticas de los radiadores se encargarán de ir regulando la temperatura. Se trata del sistema que, por detrás de los emisores eléctricos, menos consume, por lo que permitirá ahorrar. Esta caldera es la ideal para pisos que se encuentre entre los noventa y los cien metros cuadrados en una zona más o menos templada. Ciudades como La Coruña o Madrid se adaptarían con sus climas a las virtudes de la caldera de gas de condensación.

Por su parte, la tarifa nocturna con acumuladores se trata de un tipo de sistema que aporta calefacción y agua al hogar por medio de suministro eléctrico. Precisa de una contratación a una tarifa eléctrica especial, la cual funciona por medio de discriminación horaria. Durante diez horas al día se podrá disfrutar de suministro eléctrico a un precio más barato, lo que supone una oportunidad estupenda para aquellos hogares que crean que la electricidad les vienes mucho mejor. Se trata de un sistema propicio para esas casas en las es necesario conservar la misma temperatura durante todo el día; los domicilios con personas mayores o con niños muy pequeños, los cuales apenas salen de casa en todo el día, son idóneos para este tipo de suministro.

Siguiendo con la electricidad como método que puede ajustarse a algunas cosas de una mejor manera, nos centramos ahora en recomendar los emisores eléctricos, que son aparatos individuales que calientan cada habitación por separado merced a un sistema similar al de los radiadores de gas o de agua. Es recomendable en casas de zonas templadas que hagan un uso intermitente de la calefacción. En las zonas más cálidas, los emisores eléctricos son perfectamente compatibles con aparatos de aire acondicionado.

Y, precisamente, nos ocupamos ahora del aire acondicionado. Su funcionamiento eléctrico permite tanto enfriar como calentar. Son ideales para zonas de costa o para lugares con mucho calor. También pueden servir como complemento a instalaciones de calefacción o de agua caliente. Es posible instalar aparatos de aire acondicionado de manera individual, es decir, en cada cuarto; también es posible contar con un solo aparato de más potencia que caliente o enfríe toda la casa.

Los sistemas de aerotermia son aparatos que operan a través de la electricidad de una manera muy moderna, por lo que son capaces de ofrecer aire acondicionado, agua caliente y calefacción. En la actualidad están reemplazando a las calderas de gasoil, ya que cada vez son más usados por viviendas unifamiliares. Sin embargo, su principal pega viene en el precio que hay que pagar para hacerse con estos sistemas, que son bastante caros (las bombas de calor pueden costar más de 3000 euros). Eso sí, a la larga pueden aportar una gran eficiencia a los usuarios, sobre todo si se combinan con mecanismos de energía solar (la energía solar puede reducir el consumo energético en más de la mitad, ya que desciende el salto térmico que han completar los aparatos que se encargan de calentar el agua.

Como decíamos al principio es fundamental conocer bien la vivienda en la que se reside antes de afrontar ningún tipo de instalación. El segundo paso será comparar muy bien las virtudes y los defectos tanto del gas como de las distintas calderas eléctricas.

Si necesita más información puede consultarnos en: https://www.reparacionescalderas.es

Cómo limpiar el calentador de gas para que funcione como uno nuevo

Para los problemas que presentan los electrodomésticos de nuestro hogar no siempre resulta necesario gastar dinero en el servicio de un técnico profesional para que se ocupe de resolver dichos inconvenientes, ya que es posible ahorrarse dichos gastos llevando a cabo los mantenimientos o reparaciones que necesitan nuestros aparatos domésticos por nuestros propios medios.

En esta ocasión te enseñaremos como puedes realizar un mantenimiento completo y una limpieza profunda del calentador de gas de tu hogar para que el mismo funcione de forma óptima como la primera vez que lo encendiste.

Uno de los signos o señales que nos indican que nuestro calentador de gas necesita un mantenimiento son los problemas con el encendedor, el cual puede dejar de funcionar o producir una llama inestable que se apague constantemente. Este tipo de problema suele deberse a la suciedad que puede acumularse en torno al encendedor y los quemadores por la falta de mantenimiento del calentador.

El servicio técnico brindado por profesionales puede suponerte un gasto importante de dinero si le otorgas esta responsabilidad a una empresa, por ello, si deseas ahorrarte este dinero en el presente artículo detallaremos como se realiza el mantenimiento de los calentadores de gas.

Desarmar el calentador

Iniciaremos con el desmontaje de este aparato y para ello retiramos la perilla central desenroscando la misma y posteriormente podremos desmontar la cubierta del calentador deslizando la misma hacia arriba o hacia abajo dependiendo del modelo de calentador.

Luego de haber retirado la cubierta tendremos accesos al interior del calentador procederemos a quitar el encendedor del mismo para realizar la limpieza completa del mismo.

El encendedor se encuentra sujetado por una pinza metálica por lo que tendremos que liberar dicho elemento de la pinza. Luego de esto solo restara con quitar el cable del encendedor desenroscando el mismo para tener completamente libre el encendedor que limpiaremos o sustituiremos dependiendo del grado de deterioro del mismo.

Limpiar el chiclé

Otro de los elementos que tenemos que desmontar es el chiclé, el cual encontraremos si seguimos la tubería metálica que se dirige al piloto del quemador. Al final de este tubo encontraremos el llamado chiclé el cual es un objeto que parece un tornillo convencional con una pequeña abertura en su parte central.

Para poder llegar al chiclé tendremos que retirar el tubo metálico en cuestión desajustando las pinzas y los medios de sujeción que soportan esta tubería. Luego de esto solo bastara con utilizar una llave tubo para desenroscar esta pieza y podremos comprobar que la misma posee un diminuto orificio en el centro del mismo.

El orificio del chiclé debemos limpiarlo, sin embargo, no es recomendable utilizar una aguja ni cualquier otro tipo de elemento metálico fino ya que al ingresarlo en el chiclé podemos ensanchar el orificio y provocaremos fallas en su funcionamiento. Limpiaremos y purgaremos este elemento con agua a presión, es decir, colocando algunos minutos debajo del grifo de agua del lavabo.

Ya que hemos desmontado el tubo de gas del quemador aprovecharemos para realizar el aseo de este elemento utilizando el agua a presión del grifo. Posteriormente es importante que tanto el tubo como el chiclé estén desprovistos de agua y humedad antes de volver a instalarlos en el calentador, para ello te recomendamos colocarlos cerca de una fuente de calor o bajo el sol. Es importante que evites secar estas partes y cualquier otra pieza del calentador con toallas o papel, ya que dichos elementos pueden dejar fibras que pueden perturbar el funcionamiento del calentador.

Mantenimiento del Quemador Piloto

Para culminar con la limpieza del calentador de gas tendremos que asear el quemador piloto, para lo cual tendremos que quitar la rejilla que protege esta pieza fundamental del calentador.

Quitaremos todas las cubiertas que protegen el quemador con la ayuda de los destornilladores. Al acceder al compartimiento donde se encuentra este elemento evidenciaremos que el mismo es el que se encuentra en el medio del encendedor y el termopar.

Para desmontar el quemador emplearemos un destornillador que nos permita desenroscar el anclaje que mantiene firmemente ajustado esta pieza.

Cuando hayamos liberado el quemador utilizaremos limpiaremos el mismo utilizando la técnica anteriormente mencionada, es decir, aprovecharemos la presión de agua del grifo para que dicha fuerza elimine toda la suciedad del quemador y posteriormente dejaremos que una fuente de calor o la luz solar se ocupe de secar perfectamente antes de volver a instalarla.

Con los pasos que hemos descrito anteriormente podrás limpiar perfectamente tu calentador de gas y te sugerimos que realices este mantenimiento de forma periódica para evitar que se presenten fallas en tu calentador de gas.

¿Cómo purgar un radiador?

El purgado y mantenimiento de tus sistemas de calefacción son actividades vitales para lograr la máxima eficiencia y seguridad en la calefacción de tu hogar. El radiador es uno de los elementos de calefacción más importantes de tu casa ¿Sabes cómo purgar un radiador?

Es cierto, es muy importante la óptima instalación de los sistemas de calefacción de tu casa para evitar inconvenientes futuros, por lo tanto, es menester contratar profesionales especializados para lograrlo efectivamente. No obstante, tan importante como la óptima instalación es el mantenimiento periódico y continuo de tus sistemas de calefacción para mantenerlos en correcto funcionamiento en todo momento con el objetivo de obtener su máxima eficiencia y seguridad. En consecuencia, a continuación, te explicaremos cómo purgar los radiadores, uno de los elementos de calefacción indispensables en cualquier hogar.

Antes de proceder con la explicación del proceso de purgado, es menesteroso que te advirtamos que este sencillo proceso debe ser preferiblemente realizado en los meses de septiembre y octubre, ya que en esos meses no usamos los radiadores y, además, los dejaremos totalmente limpios y preparados para la gélida llegada del invierno. Sin embargo, si llevas muchos años usándolos y nunca los has purgado, entonces procede a realizar el proceso de purgado cuanto antes.

Recomendaciones para purgar un radiador eléctrico

  1. Verifica si tus radiadores necesitan ser purgados: debes saber que todos los radiadores deben ser purgados una vez al año, pero nunca está de más revisarlos de vez en cuando para ver si requieren un proceso de purgado. Para esto, bastará que toques la superficie externa de los radiadores y verifiques si la emanación de calor es homogénea: si lo es, entonces no hay problema, pero si la parte inferior del radiador está más caliente que la de arriba, entonces debes purgarlo.
  2. Prende la caldera y sigue un orden: este particular modo de purgado consiste en encender la caldera y seguir un orden en específico que va del radiador más próximo a la caldera al más lejano de la misma. Por otro lado, si habitas una vivienda unifamiliar de dos o más plantas, entonces sigue el orden que va desde los radiadores del piso superior hasta los radiadores del piso inferior.
  3. Gira la llave termostática: para poder proceder a purgar un radiador, primero debes girar la llave termostática. Dicha llave se encuentra en la lateral del radiador y puedes girarla con ayuda de una moneda o un destornillador plano y pequeño. Hay algunos radiadores que requieren una llave especial para su apertura, en ese caso consulta al fabricante. Recuerda que la purga hará al radiador expeler agua, así que pon un recipiente debajo de la misma para no ocasionar un desastre.
  4. ¿Cuándo sé que el radiador esta purgado?: no olvides que la operación de purgado consiste en eliminar el aire que se acumula en la parte superior del radiador y que impide el calentamiento homogéneo, por lo tanto, al abrir la llave y dejar caer el agua vemos que un principio el flujo es turbulento, lo cual es claro síntoma de que también se está expulsando el aire atrapado. Cuando el agua comience a fluir normalmente, el radiador estará completamente purgado.
  5. Verifica una última vez: antes de ir a purgar el siguiente radiador, es menester que verifiques la presión del que acabas de purgar, ya que con el purgado la presión suele alterarse. Con un medidor de presión asegúrate de que el radiador esté trabajando en un rango de 1 a 1,5 bares.

Siguiendo las sencillas recomendaciones de este artículo te aseguramos que la mejora de la eficiencia de los radiadores será notable al igual que la disminución del costo de la factura final.

Los trucos para comprar el mejor calentador de gas

Los calentadores de gas son dispositivos altamente útiles y necesarios en el hogar ya que protegen a las personas de las bajas temperaturas que suelen presentarse de forma características en algunos meses del año. Si se ha dañado tu calentador de gas o vas a adquirir uno nuevo independientemente del motivo, es importante que tengas la capacidad de escoger el mejor calentador de gas adaptado a tus necesidades.

Para poder comprar el mejor calentador de gas es necesario tener en cuenta que en el mercado encontraremos diferentes ofertas de calentadores y variados modelos los cuales se diferencian entre sí por una serie de cualidades y características técnicas de gran importancia.

A continuación, repasaremos algunas de las características más importantes que debes evaluar antes de elegir cual es el modelo y ejemplar de calentador de gas que adquieras para tu vivienda.

Cantidad de personas que habitan en la vivienda

No cabe duda que antes de adquirir un calentador de gas debemos determinar inicialmente la capacidad que dicho aparato debe de poseer para satisfacer a todos los habitantes del hogar. Dependiendo del número de personas que residan habitualmente en el hogar elegiremos la capacidad del calentador.

A mayor cantidad de personas, mayor será la capacidad que requeriremos del calentador de gas, de este modo, al dirigirnos a la tienda o comercio en el cual adquiriremos el calentador debemos especificarle al personal cuantas personas habitan en nuestra vivienda para que puedan recomendarnos el modelo que pueda satisfacer la demanda de litros necesaria para el número de personas en cuestión.

El número de habitaciones que abastecerá el calentador de gas

A diferencia de lo que piensan la mayoría de las personas, el calentador de gas no solo produce el agua utilizada para las duchas o bañeras en el cuarto de baño, ya que dicho dispositivo debe cumplir con la demanda de agua caliente de otras habitaciones de igual importancia en el hogar.

La cocina es otra de las habitaciones de la vivienda en donde existe un alto consumo de agua caliente, ya sea para tareas de aseo o para la cocción y preparación de alimentos.

Muchas personas cuentan en su vivienda con una habitación destinada a la relajación y la recreación de sus propietarios la cual posee bañeras de hidromasaje o jacuzzis. Di igual forma, algunas personas emplean agua caliente para el cuidado y mantenimiento del jardín.

Dependiendo de la cantidad de habitaciones que requieren agua caliente en nuestro hogar tendremos que elegir un modelo que posea un tanque de agua capaz de satisfacer a todos los cuartos de la vivienda.

Si bien un profesional puede ayudarte a elegir el calentador de gas que pueda cubrir las necesidades de tu hogar, realmente quien puede estimar el gasto diario de agua caliente en el hogar son los propios usuarios, ya que cada persona conoce la cantidad de duchas que toma al día, si este aseo personal es prolongado o rápido, etc.

Promedio del consumo de agua

En base a los dos aspectos mencionados anteriormente es posible calcular un promedio aproximado de la cantidad de agua caliente que se utiliza a diario en nuestra vivienda para poder seleccionar el calentador de gas que pueda cumplir con dichos requerimientos hídricos.

En el etiquetado de los calentadores de gas se especifica la capacidad que poseen estos para brindar agua caliente durante una unidad de tiempo determinada. En general, los calentadores de gas poseen una capacidad que va desde los veinte a cinco litros por minutos, y depende de los resultados de nuestros cálculos elegiremos el más conveniente para nuestra vivienda.

Espacio donde se instalará el calentador de gas

El espacio con el cual contemos para realizar el montaje del calentador de gas resulta fundamental al momento de elegir el mejor calentador para comprar, ya que no tiene sentido adquirir un calentador de gas que posea un gran tanque para tener mayor capacidad de agua si en la habitación donde instalaremos este aparato no existe el espacio suficiente para el montaje del mismo.

Antes de comprar el calentador de gas debemos medir precisamente las medidas que tenemos disponibles en nuestra habitación para saber cuál es el tamaño ideal de calentador que necesitamos.

De igual forma, resulta fundamental saber si en el espacio donde instalaremos el calentador existe una adecuada y apropiada ventilación, ya que en caso de ser así podremos comprar un modelo que cuente con tiro natural para evacuación de los gases de la combustión.

Ahora bien, si solo disponemos en nuestra vivienda de habitación de pequeño tamaño que no cuente con una adecuada ventilación natural, tendremos que optar por los calentadores que poseen tiro forzado, es decir, que cuente con un sistema especialmente diseñado para la evacuación de las emisiones que genera el calentador durante la producción del calor.

El grado de seguridad que ofrece el calentador de gas

Los modernos calentadores de gas cuentan con algunas características nuevas de seguridad que los antiguos modelos no poseen. Entre ellas debemos citar los nuevos sensores que detectan diferentes problemas en el dispositivo como la ausencia de la llama que genera un apagado automático cuando detecta que la misma no se ha encendido de forma apropiada evitando de esta forma el flujo de gas que se acumularía y produciría un importante riesgo de combustión.

En teoría, el mejor sistema de evacuación de gases para evitar cualquier tipo de accidentes indeseados es el sistema natural de tiro, por lo que no cabe duda que para comprar el mejor calentador de gas para nuestro hogar debemos priorizar el espacio disponible que tenemos en nuestro hogar para instalar este aparato.